jueves, 25 de febrero de 2010

capitulo 18




Ramiro entra en el despacho de su hermano. Casi sorprende a éste y a su amante en situación comprometido. Ramiro mira con desconfianza a David.
--¿será que nos puedes dejar a solas? --Ramiro.
--te veo luego... --David.
Alberto sonríe a su amante con mucho cariño:
--nos vemos...
Ramiro mirando a su hermano dice:
--Veo que ustedes vuelven a ser los amigos mejores del mundo... No entiendo porqué dejaron de hablarse...
Como está de espaldas a David le guiña el ojo a su amante. Alberto lo mira con complicidad. Ramiro se gira para ver que pasa en sus espaldas. David le sonríe y se va.
--extraña amistad esta de ustedes --dice Ramiro.
--¿tú crees? --dice Alberto burlón.
Ramiro se sienta sobre la mesa:
--No me gusta tu amigo... No es de fiar... Nunca debiste dejar que sea tu secretario...
--David es buen chico, si lo conocieras mejor te caería bien.
--Yo no me puedo fiar de una persona que desaparece de forma sospechosa y luego regresa... ¿lo has investigado? ¿sabes que es lo que ha hecho en estos años?
--Si claro ha estado trabajando en un sitio y otro... Nada especial...
--¿y porqué no volvió? Porque según tengo entendido ni vino ni para enterrar a su padre... ¿¿qué pasó?
Alberto se levanta para dar la espalda a su hermano, para que no vea que está nervioso.
--¿¡que es este un interrogatorio?¡
Ramiro le pone las manos en los hombros a su hermano que está de espaldas a él:
--No pero es que hay muchas cosas que no entiendo...
Alberto se gira con una sonrisa de felicidad:
--sólo tienes que entender que estoy enamorado y soy muy feliz.
La mirada de Alberto lo dice todo. Ramiro sonríe contento:
--¡¡lo sabía, lo sabía¡¡
Los dos hermanos se abrazan.
--¿y porqué lo ocultas? ¿¿Es Slay verdad? Pero ella es libre... ¿porqué lo ocultas?¿¿es por la herencia para que el otro lado no se ponga nervioso?
Ahora es Alberto el que pone la mano en los hombros a su hermano y muy fraternal le dice:
--Tú sabes que no voy a mover ni un dedo por la herencia...
--bueno pero si estás enamorado de Slay sería tonto desaprovechar la ocasión de ser papá, así matas dos pájaros de un tiro...
--No, hermano. No voy a tener un hijo y no estoy enamorado de Slay.
--¿pues quien? ¡¡claro es casada, por eso lo tienes que ocultar¡¡ ¡¡ya es mala suerte, que por una vez que te enamoras de verdad ella tenga que ser casada...¡¡
--No no es casada... Ramiro... siéntate porque no es fácil lo que te tengo que decir...
Aunque le da mucho miedo, Alberto siente que ya es hora que su hermano sepa su verdad. Pero le asusta mucho y no sabe como empezar. Ramiro se está poniendo nervioso.
--¿¡¡pero que es lo que pasa??¡
--siéntate por favor y espero que me sepas comprender...
Pese a que protesta mucho se sienta.
--¿¿y bien?? ¿¿¡cual es ese gran secreto??¡
Ramiro habla un poco con burla. Nota a su hermano muy nervioso y no cree que haya para tanto. Alberto se lleva las manos a la cabeza muy nervioso.

Valentina llega a su casa con su hija y se sorprende al ver a Vanessa y a su marido besándose.
--¿¿¡que es esto??¡
Valentina está furiosa.
--¡¡tú eres la amante de mi marido¡¡??
Augusto actúa rápido y arranca a la pequeña de los brazos de su madre. Maria Teresa llora.
--¡¡dame a mi hija... dame...¡
Augusto no permite que su esposa se acerca a su hija. A la fuerza se la da a Vanessa.
--¡¡llévatela... llévatela y no hagas nada mientras yo no te llame...¡¡
--¡¡no me hagas esto...¡¡ ¡¡no me hagas esto...¡ --llora Valentina.
Valentina se quiere acercar a su hija pero Augusto la tiene sujeta.
--¡¡tú te quedas conmigo...¡
La hija llora.
--¡¡mami... mami...¡¡
Valentina está desesperada:
--¡¡no me hagas esto, Vanessa...¡¡
Mientras Vanessa arrastra a la pequeña hasta la puerta y Augusto tiene sujeto a su esposa, madre e hija no hacen más que llamarse. Madre e hija estiran sus manos para tratar se tocarse pero no pueden. El llanto de la pequeña es muy fuerte y el de la madre desesperado mientras las separan. Valentina cae de rodillas mientras suplica a su marido que no le saque a su niña. Esta es la última imagen de Maria Teresa de su madre. Augusto se ríe.
--aquí te quería tener yo... si quieres volver a ver a tu hija tendrás que hacer lo que yo te diga...
Valentina está conmocionada:
--¡¡quiero a mi hija, quiero a mi hija¡¡
--¡¡cálmate y hablamos¡
Pero Valentina está demasiado angustiada para hablar con su marido, éste le da un fuerte bofetón. La tira al suelo. La agarra del pelo y la levanta:
--¡¡ahora para de llorar y escúchame bien...¡¡ ¡¡si quieres tener de nuevo a tu hija te vas a embarazar del marido de Vanessa...¡¡
Valentina no da crédito a lo que oye.

Ramiro está escuchando a Alberto. Alberto va caminando porque no sabe cómo hablarle a su hermano. Ramiro se le acerca, lo acaricia con cariño.
--ya deja de dar vueltas...
--es que no se por dónde empezar...
--por el principio pero así me estás mareando... --dice Ramiro sonriendo.
Alberto cierra los ojos.
--está bien... te lo voy a soltar...
Por su lado, David está escuchando tras la puerta. Le gustaría poder impedir que su amante hablara de más. Piensa que quedará menos lastimado si no se hace pública su relación. Slay se le acerca al oído y le sopla. David se asusta.
--¿¿qué haces?
--¿¡qué haces tú?¡ ¡¡chismoso¡¡ --Slay.
De repente a David se le ocurre algo:
--¡tienes que hacerme un favor...¡
--¿y porqué haría yo eso?
--¡¡Por Alberto... está con su hermano y no deben hablar...¡¡
--¿¿porqué?
David está muy alterado:
--¡¡hazlo lo que yo te digo si no quieres que Alberto salga muy lastimado¡ ¡¡¡saca a Ramiro bajo la excusa que sea...¡¡
Alberto mira a Ramiro y de un tirón dice:
--mi verdad es que soy ga...
Pero el gay se le traga en la boca porque Slay entra sin llamar.
--¡Slay, ahora no¡¡
Slay se lleva a Ramiro:
--¡¡hay un problema muy grave que solo tú puedes resolver...¡¡
--¡¡pero...¡¡
--¡¡Nada... nada...¡
Slay saca a Ramiro casi a la fuerza. David la mira con complicidad. Entra en el despacho.
--¿¿qué pasó?
Alberto está desesperado.
--¡¡ahora que casi se lo digo...¡
David lo abraza, está muy satisfecho de haber impedido que hable.
--Venga vamos...

Carlos está en la mansión con María Teresa. La niña llora. Entra Teodoro.
--¿y esa niña?
La cocinera se lleva a la niña.
--Vanessa que tiene problemas para embarazarse y me dejó a esta niña porque ha ido con su amiga a buscar información a una clínica... se someterá a una inseminación...
--¡¡maldita sea.... esto lo demorará todo...¡¡
--a lo mejor no... Además Ramiro es estéril y el maricón de Alberto está controlado por David¡¡
--¡¡pero es que tiene que ser ya... David es un delincuente, si sabe que tenemos problemas me pedirá más dinero para seguir acostándose con el depravado de Alberto...¡
Alberto y David llegaban en ese momento llegan y lo escuchan todo. Alberto lo mira horrorizado. A David le duele su dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario