jueves, 25 de febrero de 2010

capitulo 19



Alberto mira a David con el rostro desencajado por el dolor. Lo mira llorando. David agarra del brazo para que no sigan escuchando. Se lo quiere llevar pero Alberto reacciona con violencia. No se deja llevar. Padre e hijo siguen hablando sin darse cuenta que han sido descubiertos.
--¡¡mira la cara que tiene el asqueroso de Alberto... ese ladrón lo tiene contento...¡¡ ¡¡la verdad es que hiciste bien en buscarlo para que se olvidara de la herencia, para que no se le ocurriera tener un hijo con alguna golfa... En ese sentido el delincuente ha hecho un buen trabajo... --Carlos.
David mira a su amante con pena. Le tiene cariño y se lo ha pasado muy bien a su lado. No quería que descubriera que lo volvió a traicionar y menos de esa manera. Alberto mira a su amado llorando sangre. Está muy herido. No es capaz casi ni de respirar. Sólo lo mira con cara de querer decirle:
--¿¿porqué me has hecho esto??
Teodoro sigue hablando con su hijo:
--Pero no olvides que yo lo saqué de la cárcel, que está en libertad bajo fianza. Él tiene un juicio pendiente... ¿y cuando lo condenen? Él es culpable, es un atracador. Antes de venir aquí se dedicaba a robar en pequeños comercios. no podemos arriesgarnos... Me hubiera quedado más tranquilo que Vanessa se embarazara ya y poder devolver a ese delincuente a la cárcel...
Alberto ya no puede silenciar más su dolor:
--¡¡son unos desgraciados...¡¡ ¡¡unos malditos...¡¡
Es entonces cuando Alberto se enfrenta a su padrastro y a su hermanastro. Les grita enloquecidos. Carlos y Teodoro se han quedado de piedra. No saben qué hacer. Miran a David.
--¡¡nos has traicionado¡¡
--¡¡no, te juro que yo no¡¡ ¡¡fue un accidente...¡¡
Alberto mira a los 3 con lágrimas:
--¡¡de ti no me sorprende eres un delincuente... de alguien de la cárcel no se puede esperar nada mejor¡¡
Alberto habla a David con desprecio:
--¡¡eres una basura, un ser que no vales nada...¡
A David le duele la manera en la que lo trata Alberto. Intenta acariciarlo:
--no hablas así... ven... vamos a solas... tenemos que hablar...
Alberto se aparta de David como si le diera asco:
--¡¡no me toques...¡
Mira a su padrastro y a Carlos:
--¡¡mi hermano tenía razón, sólo os interesa el dinero...¡
Carlos se enfrenta a él:
--¿¿¡y qué?¡¡ ¡¡tú eres un maricón no mereces ese dinero...¡ ¡¡a tus padres le daba asco que fueras así...¡¡
Muy dolido, Alberto dice:
--¡¡Pues de ti nadie se puede sentir orgulloso... venderse por una herencia, que a mi no me interesa... es lo peor que pueden hacer...¡¡
--¡¡tú no mereces ese dinero...¡ --Carlos.
Alberto mira a Carlos con odio. Teodoro trata de salvar la situación:
--hijo, lo hice por ti bien... tu madre me contó todo lo que pasó y yo sabía que tú sufres por ese chico y por eso te lo traje... Lo hice porque te quiero como a un hijo... te quería ver feliz... ¡¡gracias a mí has sido feliz como nunca... eres un malagradecido¡¡
A Carlos y a David les sorprende la capacidad para fingir de Teodoro . Alberto está furioso:
--¡¡y un cuerno... por favor... yo lo he oído bien... si quieren la herencia se la regalo... ¡¡¡a mi no me interesa para nada la herencia maldita esta¡¡
Carlos se le ríe:
--gracias guapa...
Teodoro mira a su hijo regañón para que se calme.
--gracias hijo querido --dice Teodoro a Alberto.
--será hija --Carlos.
Carlos se ríe, Teodoro no quiere quedar mal con Alberto porque aún nada está definido. Alberto los mira a los 3 dolido y se va. Carlos celebra:
--¡¡ganamos a la maricona... ganamos...¡
Teodoro regaña a su hijo:
--¡¡cállate, que te va a oír...¡¡
--¡¡que me oiga, el delincuente este cumplió con su parte tan bien que ni sabiendo la verdad nos hará daño... le tienes que pagar más dinero del que le prometimos...¡
Alberto ha oído estos comentarios y le duelen mucho. David está herido. Le duele el dolor de su amigo.

Carlos se muestra despreciativo con David:
--eres muy guarra pero has hecho bien tu trabajo...
David siente vergüenza de sí mismo:
--yo ya me voy...
--¡¡si vete que no quiero volver a ver tu cara de maricona nunca más¡¡
David se va. Carlos se pone a reír. Salta. Baila.
--¡¡vencimos, vencimos...¡¡
--sé prudente, no puedes ir atacando a todo el mundo...
Carlos se siente el vencedor:
--¡¡todo es mío,... mío¡
Teodoro le da a su hijo un golpe en la cabeza:
--¡¡nada es de nadie hasta que tú no tengas un hijo...¡¡
--Me tienen que sacar una muestra de esperma pero Vanessa dice que pronto quedará embarazada... ¡¡estos métodos nunca fallan...¡¡
--por si acaso debes buscarte otra mujer... yo creo que Javi tendría que ir pensando en ser él quien tenga un hijo...
--¡¡no eso no... yo soy el mayor y es a mí a quien corresponde quedarse con la herencia...¡¡
Su padre le da una palmada en la mejilla:
--pues espabílate... a ver si eres capaz de una vez de preñar a tu esposa...
--¡¡es ella la que no sirve...¡
--eso a mí me da igual... bueno, yo me voy a ver que hace el depravado de Alberto... Hasta que no haya un embarazo no nos interesa quedar mal con él...¡
Carlos se queda solo. Aunque le preocupa el que Vanessa tenga problemas para embarazarse, está feliz por lo que considera una victoria ante Alberto. Da saltos, mueve su cuerpo al compás de una música que le tararea. Baila. Javi entra en la cocina y mira a su hermano muy sorprendido.
--¿¿y a ti que te pasa?
Carlos está feliz:
--¡vencimos... vencimos... si vieras la cara del maricón al descubrir que le pagamos a su amorcito para que lo sedujera...¡¡
Carlos se ríe pero a Javi le preocupa lo mal que lo pueda estar pasando su hermanastro.
--¿¿se lo dijiste?¡¡¡
--No fue un accidente.
--¡¡no te creo...¡¡
--¡¡pues ese es tu problema,...además papá sabe que es así y además ¿¿¡a ti que te importa lo que le pase a ese maricón?¿¿¡es que te gusta?¡
--bueno no pero no es necesario hacer daño...
--Mira que papá quiere que busques novia para tener un hijo en caso que falle Vanessa... a ver si vas a estar perdiendo aceite...
--¡¡que yo no soy gay¡
--¡¡pues no tienes novia y eres un gran defensor de los gays¡¡ ¡¡lo parece...¡
--¡¡vete al diablo¡
Javi se iba a ir pero Carlos lo retiene:
--¡ya venga que hoy es un día grande, tenemos que celebrar... ahora solo falta que Ramiro sepa que su hermano es gay y punto...¡
Javi mira molesto a su hermano y se niega a brindar.



Alberto quería huir pero David lo ha atrapado y pese a que Alberto le dice que no quiere hablar con él los dos comienzan a discutir. En eso que llega Ramiro. Molesto.
--¡¡maldita sea, no sé que le pasaba a Slay hoy que me ha hecho hacer las cosas más rídiculas... parece que no quería que me fuera¡¡ ¡¡que forma más tonta de perder el tiempo...¡¡
Ramiro se va acercando a la casa. Le sorprende ver a su hermano discutiendo tan acaloradamente con su amigo.
--¡¡aquí pasó algo y grave¡
Como no quiere que le oculten más cosas, Ramiro se acerca escondido tras los árboles para tratar de descubrir de qué hablan. Alberto está muy dolido:
--¡¡por eso insistías en que no tuviera un hijo... te pagaban por eso... ¿¿que te prometieron una parte de la herencia...??
David agacha la cabeza...
--¿¿¡es cierto...??¡ --Alberto horrorizado.
David sabe que no merece la pena seguir callado:
--¡¡vale sí... me iban a doblar la cantidad cuando naciera el hijo de Carlos...¡¡
Alberto se lleva las manos a la cabeza. Está horrorizado. Mira a su ex amante con el rostro desencajado por el dolor y la rabia.
--¡¡no me extraña que hayas estado en la cárcel, no tienes moral...¡¡ ¡¡me das asco... maldigo el día en que te conocí...¡
Con cierta emoción David dice:
--eso fue hace mucho... Me conoces desde que naciste...
Ramiro se ha situado en un árbol justo detrás de los dos amantes. Se escucha todo y ellos no le ven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario