viernes, 26 de febrero de 2010

capitulo 27


Ramiro se ha quedado muy sorprendido al descubrir que Valentina espera un hijo.
--qué es esto ¿un virus? --dice con cierta ironía.
--de qué hablas...?
--Bueno... tu amiga Vanessa...
Valentina llora más. Ella sabe que ese hijo nacerá para quitarle su herencia y sabe que él la odiará. Es algo que a ella le da mucho miedo. Él le acaricia el pelo.
--No te pongas así. Un hijo es algo maravilloso.
--¿en mis circunstancias?
--si bueno, es algo sorprendido... ¿no te estabas divorciando de tu marido?
--es de antes... --miente nerviosa.
--si claro...
él le va acariciando:
--vas a volver con él...?
--No, jamás... Yo...
Valentina lo mira a los ojos, el uno se ahoga en la mirada del otro. Poco a poco unen sus labios y se besan en un apasionado beso de amor. Ella sabe que no es el mejor momento para iniciar un romance cuando dentro de ella lleva al enemigo de ese hombre del que se está enamorando. Ramiro está muy feliz. Le parece un sueño haber logrado ese beso de esa mujer por la que tanto ha ido detrás. Le quiere decir tantas cosas pero Valentina le pone la mano en la boca.
--No digas nada...
Ramiro es el gran apoyo en Valentina. La pequeña Maria Teresa está encantada con Ramiro que casi ejerce de papá. Vanessa se pasa el embarazo sola atemorizada por que se descubra la verdad, a escondidas se pone una falsa barriga para ocultar que no es ella la que le dará un hijo a Carlos. Slay se hace los controles en una ciudad vecina. Alberto está con ella siempre pendiente de ella. Ramiro va al médico siempre con Valentina, juntos con la carita del bebé en la ecografía. Llegan muy emocionados. Ese día hacen el amor. Al fin se confiesan lo que Valentina no quería aceptar:
--te amo...
--te amo...
Así la mujer va llegando al término de su embarazo. Valentina y Ramiro pasan ya las noches juntos y todos los aceptan como pareja. Se visten, se miran contentos. Juntos van a buscar a la pequeña Maria Teresa. Al pasar por el cuarto de Carlos y Vanessa oyen una discusión y es que Carlos ha visto a Vanessa en la ducha.
--¡¡eres una mentirosa...¡¡ ¡¡no estás embarazada...¡
--¡¡soy estéril... pero vas a tener un hijo... una amiga mía está embarazada... el hijo es tuyo y mio... esta por contrato... nos lo tiene que dar...¡
--¿¿quien es esta amiga??
Vanessa se da cuenta que su amiga y Ramiro los están viendo. Valentina le hace que no con la cabeza. Al ver a Ramiro Carlos le dice:
--¡¡esto no cambia nada... el hijo es mío y será mi heredero¡¡
Ramiro mira con desprecio a Carlos y a Vanessa:
--lo que han echo es repugnante... ya me imagino la clase de mujer que debe ser la que les va a regalar el hijo...
Valentina se desmaya en brazos de su amado. Mientras Ramiro se la lleva al dormitorio, Carlos se lleva las manos a la cabeza.
--¡¡Valentina... es Valentina...¡¡ ¡¡ella es la madre de mi hijo¡¡
Vanessa se calla. Ramiro la zarandea:
--¡¡habla, no te quedes callada...¡¡ ¡¡es ella...?¡
--si ¡¡pero ella no quiere que se sepa... dirá que el bebé murió...¡
Furioso Carlos bofetea a su esposa:
--¡¡ese imbécil es su novio...¡¡ ¡¡si se casan y él dice que el bebé es suyo al ser primos a lo mejor no se puede demostrar quien de los dos es el padre...¡
--El exmarido la tiene amenazada... Valentina no nos va a fallar...
--¡¡Ramiro hará lo posible por robarme a mi hijo¡¡ ¡¡claro, por eso estaba tan tranquilo...¡¡
--¡¡No lo sabe... te juro que no lo sabe...¡¡ ¡¡el bebé es tu hijo... se podrá que demostrar...¡¡ ¡¡hay papeles firmados... esta el médico que hizo la inseminación....¡
Carlos mira a su esposa con odio:
--¡¡si Valentina nos falla te mueres... te mueres...¡
Vanessa está desesperada pero más que nada porque no quiere perder la posición que tiene, ni tampoco quiere perder a Augusto.

Ramiro cuida amorosamente a Valentina. Ésta tiene mucho miedo de que esos ojos que la miran con amor la miren con odio cuando sepa que ella es esa mujer tan despreciable para él. Ramiro va a buscar a la pequeña que se queda al cuidado de mamá. Entonces Ramiro va a la empresa ya que le quiere contar a su hermano lo que ha descubierto de Carlos.
--¡¡Carlos es un inmoral...¡¡ ¡¡ha llegado muy lejos por la maldita herencia...¡¡ ¡¡y esa mujer que va a regalar a su hijo ¿¿que mujer haría algo así... ?
Alberto está sentado en su butaca. Con algo de culpa dice:
--Slay y yo estamos en el mismo caso...
--Slay lo hizo por amor la otra por dinero... ¡¡la odio¡¡... Slay no renunciará a su hijo, la custodia es de ella, la otra regalará a su hijo.
Ramiro siente un gran odio hacia esa mujer sin sospechar que es su amada. Alberto no le hace mucho caso porque está pensando en otra cosa.
--¿¡qué ocurre?¡
Alberto fuerza una sonrisa.
--No, nada...
--¿es por ese delincuente?
Alberto trata de disimular su tristeza:
--No, no es eso...
--Creí que habías rehecho tu vida pero parece que te duele que David esté en la cárcel... Tenia un juicio pendiente... es un delincuente...
--No quiero hablar de eso...



Alberto y Ramiro hablan en el despacho. Se oyen unos gritos:
--¡¡no puede pasar... no puede pasar...¡¡ --grita la embarazadísima Slay.
David entra. Él y Alberto se miran con mucho dolor. Con un gran amor.
--¡¡¿¿qué hace este individuo aquí??¡
--¡¡tengo que hablar con tu hermano...¡ --David.
--¡¡vete...¡ --Ramiro.
Alberto no es capaz de decir nada. Pese a todo el rencor que ha sentido por ese hombre le mueven demasiadas cosas tenerlo frente a él. Ramiro está furioso:
--¡¡voy a llamar a la policía... te has escapado de la cárcel...¡
David mira a Alberto con ternura. Éste dice:
--alguien pagó la fianza...
Alberto tiene cara de culpa. Ramiro con odio dice:
--¡¡claro, alguno de tus cómplices¡¡ ¡¡mi hermano ya ha rehecho su vida... vive con otro hombre...¡
Esta noticia causa mucho dolor en David:
--tu hermano nunca estaría con otro...
Alberto mira a David. Ambos sienten temblores, se desean.
--¿¡después de lo que me hiciste querías que te fuera fiel?¡¡ ¡¡además tú sabes que me estoy acostando con otro... me mandaste seguir...¡¡
David está atormentado por los celos. Le duele que Alberto ya no sea solo de él.
--¿¿que es eso que yo te mande seguir?¡
Alberto pide a su hermano y a Slay que se vayan.
--¡yo no te dejo solo con este delincuente...¡
David mira a Ramiro burlón y dice:
--a tu hermano siempre le han gustado mucho las cosas que le hacía...
Ramiro se tira sobre David:
--¡¡te voy a matar, desgraciado¡
Alberto se pone en medio de los dos:
--Vete, Ramiro...
David mira burlón a Ramiro. Con mucha rabia, Ramiro dice:
--¡¡estaré en la puerta, si éste te hace algo¡¡
Ramiro y David se miran con rencor. Ramiro se queda en la puerta con Slay a la que tampoco le gusta que el padre de su hijo esté enamorado de ese hombre. David y Alberto están a solas. David lo acaricia y lo siente temblar.
--lo sabía... sabía que aunque te hayas acostado con otro eres mío... Nunca vas a querer a nadie como a mi...
Alberto quiere rechazarlo pero no puede. Lo ama demasiado. David lo abraza. Lo siente vibrar. Lo acaricia, ambos gimen mientras se besan apasionadamente. Los dos están muy sofocados. David lo acaricia.
--No me toques --jadea Alberto.
David sonríe. Lo sigue tocando.
--me lo pides con la cabeza, no con el corazón...
Alberto lo mira lloroso:
--me has hecho mucho daño...
Los dos sienten que el corazón se les va a escapar del pecho.
--lo sé... aunque tarde me di cuenta que te amo...
Alberto lo bofetea:
--¡¡yo sé que me odias... se lo dijiste claramente a tu novio, al que le contaste todos sus planes para quedarte con parte de la herencia de mi madre...¡
David se queda de piedra.
--¿¿de qué hablas?
--¡¡¿para qué finges?¡¡ ¡¡tú me mandaste el video... no soportabas que yo me estuviera acostando con tu ex¡ ¡¡me has querido arruinar la vida...¡
David se lleva las manos a la cabeza.
--te juro que no sé de qué me hablas...
--¡¡De Augusto... te estoy hablando de Augusto¡
--¡¡yo no conozco a ningún Augusto¡¡
Alberto mira a David con decepción:
--nunca pensé que fueras tan cínico...
David le pone las manos en las mejillas:
--tú me amas... pagaste mi fianza...
Con cara de culpa, Alberto dice:
--No fui yo...
David sonríe:
--sé que fuiste tú...
Alberto se aparta de él:
--¡bueno sí, fue en un momento de debilidad... te quise mucho pero ahora te odio...¡
David lo vuelve a abrazar:
--No me odias, tú nunca podrías odiarme...
Alberto lo bofetea:
--¡¡voy a tener un hijo...¡
Esta noticia sorprende a David.
--vaya, nunca pensé que te fueras a poner a la altura de tu primo pero bueno... supongo que es Slay...
--¡¡sí, es Slay y le puedes decir a tus cómplices que perdieron....¡
--No me interesa nada de esa herencia...
--¡¡ya no soporto tus mentiras...¡
Alberto se va del despacho. David lo sigue.
--¡¡Alberto, es que te aseguro que no sé de qué me hablas...¡
Los ex amantes discuten ante todos los empleados:
--¡¡tú me mandaste un video en el que te acostabas con mi actual pareja...¡¡
--¡¡yo me he acostado con muchos hombres para acordarme de todos... pero yo jamás he grabado un video y menos te lo he mandado...¡¡
Ramiro se acerca a ellos:
--chicos, todos les miran. No es el lugar para airear todos sus asuntos.
Los examantes no le hacen caso. Ramiro se siente muy avergonzado de las miradas de burla de todos los empleados. Sin saber que pasa, Augusto se aparece en ese momento. Al ver a David se iba a ir pero los ven antes.
--¡¡Augusto... ven...que bueno que vienes...¡ --Alberto.
Augusto se acerca con miedo. David no recuerda a ese hombre, de hecho menos a Alberto siempre olvida a los hombres con los que se divierten.
--¡¡¿me vas a negar en su cara que fue tu pareja?¡
--¿¿¡qué? ¡¡eso no es cierto¡¡
Alberto está muy alterado:
--¡¡pero si hasta te vino a ver a la cárcel¡¡ ¡¡¿o me lo vas a negar que te visitaba como tu pareja?¡
--¡¡no, eso sí que no... y eso lo podemos comprobar...¡ ¡¡Alberto, yo no sé que te ha dicho este tipo pero no es verdad.... te juro que mi pareja no ha sido...¡¡
Alberto mira a Augusto:
--¡¡di algo... defiéndete...¡
Augusto sin mirar a David dice:
--¡Mi palabra vale más que la de un delincuente...¡¡
David zarandea a Augusto:
--¡eres un mentiroso¡¡
--¡¡aún tengo guardado el video que le enviaste a Alberto¡ ¡¡¡es la prueba que nos acostamos juntos...¡
Nadie contaba con la presencia de Valentina, que ha presentido que pasaba algo y ha ido a buscar a su amado. Valentina se enfrenta a su ex marido:
--¿¿¿¡desde cuando tú eres gay?¡
Ramiro abraza a Valentina:
--¿¿qué haces aquí?¿¿¡de qué conoces a ese tipo?¡
Valentina llorando dice:
--¡¡es mi ex marido... me hizo vivir un infierno... él me secuestro, secuestró a mi hija y todo para obligarme a tener un hijo de Carlos¡ ¡¡Vanessa es su amante... ellos lo planearon todo...¡¡
Las palabras de Valentina causan un gran impacto en los presentes. Augusto siente rabia de que sus planes se hayan descubierto, Alberto y Ramiro son los que están más afectados. David mira a Augusto burlón al verlo desenmascarado. Alberto está muy impactado:
--¡¡entonces por eso tú sabías todo lo que pasó con David... no te lo contó David... te lo contó Vanessa...¡¡ ¡¡por eso tanto interés...¡¡ ¿¿¡qué pretendías?¡
Valentina mira llorosa a Alberto:
--también se acostó contigo?
--si vivimos juntos... me dijo que su ex lo dejó al encontrarlo con otra...
--¡¡yo lo dejé porque me obligó a tener un hijo con otra...¡¡ ¿¿quien de los dos será antes padre, Carlos o tú??
Ambas salen de cuenta a la vez. A Valentina le duele mucho el rechazo de Ramiro pero quiere descubrirlo todo:
--Augusto es capaz de todo por dinero...¡¡hasta de jugar a dos bandas... así se aseguraba no ser el perdedor...¡¡
Alberto se siente muy avergonzado ante David de ver como se han vuelto a burlar de él. Todos quieren reclamar a Augusto pero pasa algo que complica todo y es que una de las dos futuras madre del heredero de los Torres-Alcántara rompe aguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario